FRAUDE EN LOS MOTORES DIÉSEL DE VOLKSWAGEN, AUDI, SEAT Y SKODA

image

¿QUÉ RECLAMAR?

Tal y como recogen desde hace meses los medios de comunicación, el Grupo Volkswagen (VW, Audi, Seat y Skoda) ha reconocido que gran parte de sus motores diésel en servicio a día de hoy se encuentran manipulados con el fin esconder el verdadero nivel de emisiones contaminantes. Así pues, se plantea un conflicto jurídico centrado en:

1) Demostrar cuáles son, en concreto, las consecuencias del fraude soportadas por cada cliente.

2) Fijar la indemnización adecuada para reparar el daño.

Seguramente, los abogados de las marcas infractoras se preparan para alegar que los automóviles no sufrirán perjuicio alguno tras ser adaptados a las normas medioambientales. Y que, por lo tanto, a sus dueños se les causarán tan sólo las molestias propias de una simple revisión en taller. Sin embargo, la información escasa y confusa que la empresa viene proporcionando genera serias dudas. Por ejemplo:

  • ¿Las prestaciones del motor -especialmente, fiabilidad, potencia y consumo- serán iguales después de la intervención?

  • ¿Si se modifican elementos del automóvil tenidos en cuenta para calcular impuestos o ayudas públicas (tipo Plan PIVE), el Grupo Volkswagen compensará al propietario por el posible aumento de cuotas a pagar?

  • ¿Se reducirá el valor de mercado del coche en comparación con el de otros similares fabricados por marcas no incumplidoras?

  • ¿Si la reparación obliga a introducir piezas adicionales en el automóvil, el Grupo Volkswagen se hará cargo gratuitamente (además, por supuesto, de los costes de instalación) también del mantenimiento y de los recambios que sean requeridos por esos nuevos componentes en un futuro?

  • ¿Qué consecuencias tendrá para el régimen de garantía post-venta someter, o no, el coche a las operaciones planteadas por el Grupo Volkswagen?

A la vista de tales preguntas todavía sin respuesta, es aconsejable que cada comprador conozca las técnicas adecuadas para probar con detalle la desvalorización que su automóvil ha sufrido -o va a sufrir- debido a las prácticas engañosas del Grupo Volkswagen. De ese modo aumentarán las posibilidades de que el afectado vea estimada la reclamación que interponga.

En LUSTRUM ABOGADOS ofrecemos el asesoramiento legal pertinente; actuando según los principios de máxima profesionalidad, transparencia, información veraz y precio adecuado.

 

ATAQUE AL MEDIO AMBIENTE, PUBLICIDAD ENGAÑOSA Y COMPETENCIA DESLEAL

Al mismo tiempo que cometía el fraude contaminante, el Grupo Volkswagen desarrollaba intensas campañas publicitarias mostrándose como una empresa comprometida con los valores de la ecología. Además, se beneficiaba con subvenciones públicas de incentivo a la producción de motores “verdes”. En definitiva, el daño alcanza no sólo a los compradores de vehículos trucados; si no también a los fabricantes que sí cumplieron la ley, a la confianza en la honestidad comercial y a todos los ciudadanos obligados al pago de impuestos.

Los gobiernos cuentan con instrumentos para castigar conductas que atentan contra el conjunto de la sociedad. Pero en este caso parece poco probable la adopción de medidas contundentes. Ya que, si así fuera, el Estado estaría reconociendo por vía indirecta haber incurrido él mismo en un grave incumplimiento de sus deberes de vigilancia (no hay que olvidar que todos los automóviles manipulados cuentan con certificación oficial).

La cuestión va más allá de los campos ético y político, ya que podrían entrar en juego responsabilidades millonarias de la Administración, a exigir ante los tribunales.

En LUSTRUM ABOGADOS estudiamos también esta variante del caso, en orden a presentar las reclamaciones más completas posibles contra todos los implicados.

 

CONTACTA CON NOSOTROS A TRAVÉS DEL SIGUIENTE FORMULARIO PARA RECIBIR INFORMACIÓN SIN COMPROMISO SOBRE LOS PASOS A SEGUIR: